- ISO 9001 - ISO 14001 -

Calidad & Medio Ambiente

La Seguridad Alimentaria y las Normas de Calidad

Implementar los requisitos y obtener la certificación 9001 – 14001 en una organización facilita el proceso de certificación posterior en Seguridad Alimentaria, y muchas organizaciones se deciden por este primer paso antes de enfrentarse a normas mas complejas y avanzadas.

Hacerlo de manera correcta y eficiente desde la perspectiva de un proceso de evolución hacia normas específicas de alimentación es algo que sólo pueden hacer empresas especializadas y con experiencia demostrable y favorable  en Seguridad Alimentaria.

ISO 9001 -- Sistema de Gestión de Calidad

La Norma ISO 9001 es una norma internacional que sienta las bases para cualquier organización, con independencia de su tamaño o sector, consiga una mejora continua de sus procesos, garantizando la calidad total y dada su gran flexibilidad, es una norma perfectamente integrable con las características propias de gestión de cualquier empresa.

ISO 14001 -- Sistema de Gestión Ambiental

La implantación de un Sistema de Gestión Ambiental bajo la norma  ISO 14001 otorga la posibilidad de sistematizar los aspectos ambientales que se generan en cada una de las actividades que las empresas desarrollan y posibilita que el SGMA pueda obtener la certificación EMAS (Sistema de Gestión y Auditorías Medioambientales de la UE).

Un Sistema de Gestión de la Calidad (SGC) es un método aplicable en cualquier organización con el objeto de definir e implantar la infraestructura más adecuada para el desarrollo de su actividad, de tal forma que con ella alcance, de forma continuada, el total cumplimiento de los objetivos de calidad previamente establecidos.

El objetivo de un Sistema de Calidad es detectar cuáles son los puntos fuertes y las áreas de mejora de la organización.

Lo que posibilita un sistema de gestión de la calidad para el empleo eficiente de los recursos y el control y seguimiento de los procesos que permite plantear objetivos y actuaciones que se traducen en beneficios directos e indirectos para la empresa:

  • Mejora la imagen de la empresa acreditando frente a terceros (clientes, proveedores, Administración y otras partes interesadas) que sigue una política de calidad, que cumple sus acuerdos y satisface los requisitos del cliente
  • Mejora la cuota de mercado y posibilita la entrada en nuevos mercados, (Puede ser un requisito para la contratación pública o para trabajar para algunas empresas/marcas)
  • Responsabilidad de sus productos y/o servicios
  • Optimización de los procesos al convertirlos en más eficientes
  • Política de la empresa basada en la mejora continua
  • Elimina paulatinamente los costes de la no calidad (productos/servicios no conformes o de procesos/actividades que no agregan valor añadido) mejorando los beneficios económicos de la empresa

¿Qué cambios y como se aplicarían en su empresa?

Identificación, control y reducción de riesgos: definición de una metodología para la identificación y evaluación de los riesgos asociados a cada proceso de trabajo.

Aumento del control sobre los procesos: definir con exactitud los procesos de trabajo de su empresa (responsable, entradas, salidas, recursos, indicadores…).

Menor burocracia y papeleo: la nueva versión de la norma no requiere explícitamente tantos documentos, persigue una mayor formación y conocimiento de los procesos por parte de los empleados.

Identificación y control del ciclo de vida de productos y/o servicios: reflexionar acerca de las etapas del ciclo de vida que pueden estar bajo su influencia, permitiendo reducir o prevenir los impactos que sus productos y/o servicios pueden generar.

Identificación del contexto y las partes interesadas: conocer cómo puede afectar el contexto y las partes interesadas a la organización y a su sistema de gestión y mejorar la relación con las mismas a través de unos adecuados canales de comunicación.

Un Sistema de Gestión Medioambiental (SGMA) es aquella parte de Sistema de Gestión general de una Organización, que incluye la estructura organizativa, las actividades de planificación, las responsabilidades, las prácticas, los procesos, los procedimientos y los recursos necesarios para desarrollar, aplicar, alcanzar, revisar y mantener, los objetivos que la Organización haya establecido respecto a su conducta medioambiental.

La implantación de un Sistema de Gestión Ambiental bajo la norma internacional ISO 14001 otorga la posibilidad de sistematizar los aspectos ambientales que se generan en cada una de las actividades que las empresas desarrollan.

Además, posibilita que el SGMA pueda obtener tanto la certificación internacional ISO como la certificación EMAS (Sistema de Gestión y Auditorías Medioambientales de la UE).

La estructura de las norma ISO 14001, es similar al sistema de Gestión de Calidad ISO 9001, lo que facilita la posibilidad de integrar los sistemas en uno solo, para lograr la optimización del proceso, la reducción de tiempos en auditoría ambiental y costes asociados.

La sociedad actual posee una alta sensibilidad a los temas ambientales. Los clientes concienciados con el medio ambiente prefieren hacer negocios con empresas que comparten la misma idea. A través del certificado ISO 14001 demuestra que es una empresa u organización dirigida por personas pro-activas que apuestan por un desarrollo sostenible de su negocio.

Ventajas propias de la gestión ambiental

Además de las ventajas propias de la gestión ambiental que supone cumplir con los requisitos ISO 14001, se consigue lo siguiente:

  • Optimizar la gestión de recursos y residuos.
  • Reducir de los impactos ambientales negativos o riesgos asociados a la actividad.
  • Mostrar compromiso con clientes, inversores, público y otras partes interesadas.
  • Reducir las primas de los seguros a través de la disminución de incidencias.
  • Facilitar la obtención de permisos y autorizaciones.
  • Diferenciarse de sus competidores como empresa socialmente responsable, mostrando el certificado de Sistemas de Gestión Ambiental.
  • Mejorar su calificación para acceder a las licitaciones y subvenciones públicas.

Q TurISTICA

Es una norma de calidad turística promovida y revisada por el ICTE Instituto para la Calidad Turística Española.

Cualquier empresa puede adherirse al Sistema, siempre que su sector de actividad esté normalizado por el Sistema de Calidad Turístico Español

En España hay 236 empresas de servicios de restauración certificadas con la Q – Calidad Turística. 

CERTIFICADO EMAS

Es un sistema voluntario que permite a las organizaciones evaluar y mejorar su comportamiento ambiental y difundir la información oportuna al público y otras partes interesadas.


Tiene un mayor grado de compromiso y exigencia que la ISO 14001, por lo que goza de un mayor reconocimiento por parte de terceros, todavía más a la hora de conseguir puntos de diferenciación con la competencia en concursos y licitaciones en Europa.

MODELO EFQM

El modelo EFQM de Excelencia es un modelo no normativo, cuyo concepto fundamental es la autoevaluación basada en un análisis detallado del funcionamiento del sistema de gestión de calidad de una organización usando como guía criterios de excelencia empresarial y estándares de calidad.

Este sello de excelencia europea  es el siguiente paso lógico a la Certificación ISO 9001 e ISO 14001 para alcanzar la excelencia de forma gradual.

Huella de Carbono

CALCULO – COMPENSO – REDUZCO 

La huella de carbono de una organización es la totalidad de gases de efecto invernadero emitidos por efecto directo o indirecto a través de la actividad que desarrolla dicha organización.

Una vez calculada y certificada, se acompaña con un plan de reducción para poder inscribirse en el registro oficial del Ministerio para la transición ecológica. 

El Registro, creado por el Real Decreto 163/2014, de 14 de marzo,  les facilita la posibilidad de compensar toda o parte de su huella de carbono, mediante una serie de proyectos forestales ubicados en territorio nacional

 

HUELLA HIdrica

La Huella Hídrica es un indicador global de la apropiación de los recursos de agua dulce.

Para un producto, se define como el volumen de agua consumido tanto de forma directa en el propio proceso como de forma indirecta a lo largo de su cadena de suministro.

Para poder realizar una correcta gestión del agua es fundamental conocer con minuciosidad cuánta agua es necesaria para la producción de un producto, a prestación de un servicio o la realización de un actividad por parte de una organización.

 

Contacto

Te informamos

Ir arriba